Estudiante de Ingeniería en Sistemas. Hondureño. Editor en Jefe de Smart Universe... O algo así.

Ya es casi una costumbre saberlo todo sobre algún gadget antes de su presentación oficial. Ya sea por filtraciones o por pistas dadas por la propia compañía, los productos consiguen generar cierta expectación antes de su llegada. Lo que no es habitual es que la propia marca desvele tanto y tan pronto sobre un nuevo producto. Ese es el caso del Samsung con el Galaxy Note 8.

En un sencillo tweet para promocionar su actual procesador estrella, el Exynos 8895 que montan los Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus, los coreanos han mostrado el que se convertirá en unas semanas en el Samsung Galaxy Note 8. No han desvelado mucho, sólo la apariencia de parte del frontal del futuro flagship para la segunda mitad del año, aunque ya nos deja algunas pistas.

El primer punto es que compartirá procesador con sus hermanos menores. El corazón que moverá el equipo será el procesador de la casa, el Exynos 8895. También sabemos que el Samsung Galaxy Note 8 podrá conectarse al LTE con velocidades de descarga de hasta 1Gbps gracias al módem incorporado en el procesador, y que además será capaz de aprovechar la función WiFi MiMo, utilizando varias conexiones WiFi simultáneas para ofrecer mayor cobertura y velocidad si disponemos de routers que ofrezcan WiFi N.

Otra cosa que el tweet desvela (y confirma lo que se sospechaba) es el diseño del terminal. Igual que en los Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus, la pantalla tendrá una relación de aspecto 18,5:9, dejando un mínimo espacio para el sensor de iris o la cámara frontal.

Seguiremos a la espera de que lleguen más filtraciones, sobre todo las que contengan más información sobre las tripas del futuro Samsung Galaxy Note 8 que esperamos para el 23 de agosto. Y una importante, conocer qué procesador será el que acompañe al Exynos 8895 en su camino por los países “Qualcomm”. ¿Será el Snapdragon 835 o el ligeramente filtrado Snapdragon 836? Veremos, ya no queda tanto para su lanzamiento.