Estudiante de Ingeniería en Sistemas. Hondureño. Editor en Jefe de Smart Universe... O algo así.

Como buenos amantes de la tecnología, sabemos lo que Nokia significa. Es por eso que cuando vemos noticias que tienen que ver con el gigante finlandés, hasta babeamos en ocasiones. Y esta es una de esas veces.

Desde el año pasado hemos escuchado decir de parte de HMD Global Oy que deseaban darle a Nokia el sitial de honor que nunca debió soltar. Desde entonces, estuvimos pendientes y deseando que lanzaran un smartphone de gama alta. Pues bien, el momento se acerca.

El culpable de que conozcamos al HMD Global TA-1004, nombre en clave del Nokia 8, es el alemán Roland Quandt. Y es que el famoso editor alemán nos ha brindado una de esas informaciones que, viniendo de él es imposible no dar por buena. Todo comenzaba cuando comentaba que el Nokia 8 estaba muy cerca y la información de que llevaría en su interior un Snapdragon 660 era errónea.

Muchos estuvimos alerta ante estas aseveraciones. Horas después, daba a conocer esto:

Si, con una imagen extraída del vídeo que ya habíamos visto con anterioridad, nos dejaba una serie de especificaciones más que interesante:

  • Snapdragon 835
  • 4 GB de RAM
  • 64 GB de almacenamiento
  • Aprox. 600 €

También hace alusión a los colores en los que vendría y una fecha indeterminada, finales de julio. Por tanto, en unos 15 días HMD Global debería decir algo, al menos según Roland Quandt. Lo curioso del tema es que no parece que vaya a ser tan económico como se esperaba, pues costaría más que un OnePlus 5, LG G6, Honor 9, Huawei P10…, Por tanto, el factor calidad/precio se perdería totalmente y ese atractivo quedaría en nada.

De nuestra parte, esperamos que ese <600 € sea lo que en realidad significa: “máximo 600 €“. Y es que en un mercado tan competitivo, debes justificar hasta el último céntimo del precio que pones a tus productos, por más que seas una marca de respeto.

Vía: WinFuture