Estudiante de Ingeniería en Sistemas. Hondureño. Editor en Jefe de Smart Universe... O algo así.

El alemán Kim Dotcom, requerido en Estados Unidos por piratería, ha retrasado el lanzamiento de Megaupload que estaba previsto para el 20 de enero, el quinto aniversario de su detención.

Este portal debía ser la nueva versión de Megaupload, sitio clausurado por el FBI durante un operativo en enero de 2012.

El informático alemán dijo que tardará un día o dos para resolver los problemas que se presentaron en su multimillonario proyecto llamado Megaupload 2.0.

En declaraciones al diario New Zealand Herald, Dotcom habló de un obstáculo entre el portal y la plataforma Bitcache, que utiliza la unidad de cambio Bitcoin. Sobre este problema dará más detalles el día martes.

“Solo es uno más de los problemas habituales a los que tengo que hacer frente desde que el Gobierno de Estados Unidos envió un comando antiterrorista con base en Nueva Zelanda a mi casa para lo que en realidad es una demanda civil por violación a los derechos de autor”, ha recalcado Dotcom al rotativo. El informático enfatiza que su caso “no es nada criminal bajo las leyes estadounidenses ni neozelandesas“.

Las autoridades estadounidenses creen que Megaupload, que llegó a tener 50 millones de usuarios, logró un beneficio de unos 175 millones de dólares (160 millones de euros) por supuestamente alojar material ilegal.