Estudiante de Ingeniería en Sistemas. Hondureño. Editor en Jefe de Smart Universe... O algo así.

No es un secreto para nadie que ni Nokia ni BlackBerry pasan por su mejor momento. La primera trata de resurgir de entre las cenizas que desechó Microsoft, mientras la segunda aún no tiene un norte definido, o al menos no lo ha mostrado.

Aunque no lo parezcza, BlackBerry tiene un as bajo la manga para el MWC 2017. Pero hay que recordar que ya no por sí misma, sino que ha dejado los deberes a la empresa china TCL, la misma que fabrica los teléfonos de Alcatel. Hoy haremos una recopilación de lo que las -otrora- grandes firmas móviles tienen preparado.

Nokia

No todos los días se ve un resurgimiento a lo “ave fénix” de una firma histórica de la industria móvil. Es por ello que este año será crucial para la marca finlandesa. HMD Global realizó un gran trabajo con el Nokia 6 a inicios de año, pero no es suficiente para conquistar al público.

Para lograr atraer todas las miradas, se necesita algo diferente. Y podrían lograrlo con el Nokia 8. Las filtraciones previas al MWC 2017 hablan de un flagship en toda regla que marcará la hoja de ruta de Nokia para el resto del año, y que puede llegar a darle batalla al resto de terminales que se lancen durante el 2017.

En lo que a especificaciones se refiere, el presunto Nokia 8 sería un auténtico buque insignia. Las filtraciones indican que el procesador encargado de mover el terminal será el Snapdragon 835 acompañado a su vez de 4 GB de RAM aunque, por desgracia, se desconocen detalles concretos acerca del almacenamiento interno.

La pantalla del Nokia 8 sería Super AMOLED y con una resolución QHD mientras que la cámara sería de 24 megapíxeles, lo que lo sitúa ahí arriba junto a los más grandes. Si estas especificaciones acaban confirmándose, esto significaría que el terminal no será lanzado al mercado hasta después de marzo, fecha en la que vencería la exclusividad que Samsung posee sobre el Snapdragon 835.

Por otro lado, se habla del regreso de un clásico: el mítico Nokia N95. Este es un movimiento arriesgado, dirigido a los más fanáticos y melancólicos. Eso sí, el Nokia N95 de 2017 sería bastante diferente respecto a su antepasado, al menos internamente. Tal y como hemos podido comprobar a través de diversas filtraciones, esta remasterización incluiría un procesador algo más actualizado y potente que el del teléfono original. Hablamos, concretamente, de un chip de la serie 600 de Qualcomm.

Pero, a pesar de que HMD dio el visto bueno a este terminal, no se sabe prácticamente nada acerca de él. Esta estrategia de la compañía finlandesa ha provocado tal revuelo en las redes que podría haber cumplido de por sí su posible cometido de conseguir publicidad “gratis”.

BlackBerry

Blackberry tampoco quiere quedarse atrás en un mercado tan saturado. Para eso está preparando uno de los terminales más interesantes que habrá en el MWC 2017. Se trata del BlackBerry Mercury, también conocido como DTEK70.

Los rumores sobre este terminal comenzaron hace unos meses cuando se desvelaron ciertas características acerca de sus especificaciones. Pero, en un movimiento nunca visto, fue la propia BlackBerry la que desveló en un video el diseño del BlackBerry DTEK70.

No es que las especificaciones del DTEK70 sean lo mejor, pero no decepcionan para nada. La característica principal de este teléfono es su teclado físico, que esconde algunas funciones interesantes para los usuarios. Entre ellas, soportará gestos, lo que significa que podrá ser usado como trackpad. Además, en la tecla de espacio tendrá un lector de huellas.

En lo que a hardware se refiere, el BlackBerry Mercury tendría una pantalla de 4,5 pulgadas con resolución Full HD. El procesador elegido para empujar al dispositivo será, presumiblemente, el Snapdragon 625 acompañado a su vez de 3 GB de RAM y Android 7.0 en el apartado del software.

Con todo lo que estas y otras marcas tienen para ofrecer, este MWC 2017 será el evento más interesante del año. Y no descartamos que, aparte de estas dos, aparezca alguien más con un “factor sorpresa” que todos esperamos.