Estudiante de Ingeniería en Sistemas. Hondureño. Editor en Jefe de Smart Universe... O algo así.

Si hay un lugar en el que cualquier fantasía puede ser posible, ese es Dubai. Hace un par de años, la policía local prometió que para 2017 tendría robots policías ayudando en sus tareas básicas. Pues bien, el día llegó. Hace poco presentaron el primer policía robot, el que ya vio acción en la noche del día 24 de este mes de mayo.

Como suele suceder, la realidad siempre acaba superando a la ficción, y si recordáis el comienzo de la (horrorosa) película Robocop de 2014, estamos ante el comienzo de la que podría ser una situación bastante similar -aunque con las lógicas diferencias-. El robot en cuestión se llama REEM, y ha sido fabricado por la empresa española PAL Robotics.

REEM tiene una estatura de 1,68 metros y se mueve gracias a un sistema de ruedas ubicado en su zona inferior. Incorpora una pantalla táctil en el pecho con el objetivo de que las personas puedan interaccionar con él de manera sencilla (denunciar crímenes, pagar multas, realizar algunos trámites, etc.). Entre otras de sus características hay que destacar que éste dispositivo es capaz de inclinarse y saludar, realizar gestos con las manos y reconocer rostros, además de hablar nada menos que 15 idiomas.

Y no, no es ni remotamente parecido a Robocop, pues este robot no está hecho para la acción. Es, mas bien, un robot administrativo. No obstante, la policía de Dubai ya se encuentra trabajando en mejorar su software junto con Google e IBM (y su super ordenador Watson) quienes trabajan en hacer que REEM tenga mejores cualidades en futuras versiones.

En Dubai prevén que este robot llegue a conformar un 25% de su cuerpo policial y, además, se pueda operar una comisaría sin presencia de humanos para el 2030. En principio, tal y como comentábamos al principio, éste es el primero de muchos robots policías pero es un prototipo, y estará bajo estrecha vigilancia para analizar el comportamiento de los ciudadanos y turistas ante la presencia del robot (ya que muchas personas piensan que esto afectará a la reputación del departamento y en la confianza de la gente).