Estudiante de Ingeniería en Sistemas. Hondureño. Editor en Jefe de Smart Universe... O algo así.

El ultimo golpe en la mesa dado por Microsoft comienza a dar sus frutos. El hecho de poder ejecutar Windows 10 sobre procesadores ARM le da a los fabricantes la solución que buscaban para mejorar sus productos.

Según un reporte de Digitimes, varios fabricantes se encuentran trabajando en laptops y tablets con procesadores ARM. Dichos equipos se presentarán en la segunda mitad en 2017. El soporte a estos procesadores le da a las OEMs la psibilidad de fabricar dispositivos con mayor duración de batería a un menor precio.

Los OEMs que se encuentran probando estos dispositivos, buscan alternativas más económicas a las ofrecidas por Intel, ya que podrán apostar por Qualcomm para fabricar equipos 2 en 1 con menor gasto, ventaja que ha llevado a Android a ocupar la gran parte del mercado de las tablet.

Ninguna empresa ha dado declaraciones sobre esto, pero ya se puede percibir el entusiasmo por parte de los fabricantes. Sin dudas, esto dará un gran impulso al mercado de las PC, que ha ido a la baja en los últimos años, sin mencionar el impulso a Windows 10.

Fuente: MSPU