Estudiante de Ingeniería en Sistemas. Hondureño. Editor en Jefe de Smart Universe... O algo así.

Tal parece que los smartphones están llegando al tope de su evolución, por lo que los especialistas creen que hay que ir un paso más allá. Hace un tiempo que sólo se observan mejoras de lo ya existente y no hay nada revolucionario. Por eso, cuando llegan noticias como esta, sólo podemos aumentar las expectativas.

Hay rumores, esta vez esparcidos por Brad Sams, quien asegura haber hablado con dos fuentes independientes que le informaron que Microsoft trabaja en un nuevo dispositivo en el que estaría involucrado Alex Kipman, creador de las HoloLens. Sobre este hardware, si bien hablan de él como un “dispositivo móvil”, no se refieren necesariamente a un smartphone, sino de otra clase de dispositivo que aprovechará las capacidades de CShell.

Según parece, el software que debería acompañar a este nuevo hardware aún no estaría listo, y parece que podría tardar un tiempo en estarlo.

Estos rumores se unen a los que ya venimos tiempo escuchando, tanto a nivel interno como en filtraciones que se han producido. No debemos olvidar que Surface Phone es el nombre que rumores y los medios hemos dado al nuevo dispositivo, dando por supuesto que sería un nuevo modelo de Smartphone, pero puede que no sea asi. Personalmente, pienso que todo indica que Microsoft quiere iniciar su camino en un sector propio donde no tenga competencia y genere su propio mercado, una arriesgada apuesta por un nuevo modelo de dispositivo que pueda cubrir la aparente imposiblidad de evolución de los actuales smartphones.

No debemos ignorar como se ha producido un más que importante vuelco del sistema y de las políticas de Microsoft hacia la nube, no solo como sistema de almacenamiento, sino de computación con el apoyo de la Inteligencia Artificial, además de la ya firma apuesta por el mundo holográfico/virtual. En diversas conversaciones se nos ha recalcado estos puntos, así como el estancamiento del mundo de los smartphones hablando en términos de evolución. Es muy posible que Microsoft haya decidido apostarlo todo a un nuevo modelo y abandonar el mercado de los Smartphones tal y como ahora lo conocemos, al fin y al cabo, y como dice el refrán “De perdidos, al río”. Es decir si ya no tienes nada que perder, que mejor que apostar por algo radical que puede suponer un triunfo si sale bien.